El grupo de investigación Prácticas artísticas y formas de conocimiento contemporáneas tiene por objeto el estudio del arte contemporáneo desde distintos niveles de interrelación teórico-prácticos. Poniendo en cuestión esa interrelación que se hace patente o diluye su dicotomía, las prácticas artísticas contemporáneas evidencian un pragmatismo pluridimiensional en el que lo artístico opera en lo social, lo económico, lo político o lo personal, y vuelta.


Las prácticas recientes del arte han producido nuevas formas de relación con el conocimiento que lo afecta y lo transforma. Podemos llamar conocimiento a esa transformación y afectividad y tal vez en ese matiz es en donde radique nuestro campo de investigación, en las preguntas relativas a si ¿es esta dimensión de las prácticas artísticas conocimiento?, ¿podemos llamarlo así? y si es así, ¿se designa y explica como sus sentidos más tradicionales o tal vez debamos desde aquí resignificarlo bajo los parámetros que desde este grupo lo entendemos y lo hablamos?


La investigación hace que nos planteemos la capacidad del arte de elaborar un saber y paralelamente tratemos de reconocer a los sujetos implicados en dicha producción de saber. La investigación en arte que por su propia configuración tiene un ojo puesto en la especificidad (compartiendo criterios, modelos, procedimientos, etc...), y el otro ojo, en la singularidad (con campos nuevos de referencia, nuevas relaciones, etc...), hace que estas “miradas” se contaminen, sean permeables, se rozan entre ellas, se disuelvan mutuamente...


En la capacidad vinculante que puede tener la investigación y nuestra comunidad de investigadores en particular-al no discriminar entre artistas o teóricos-, incidimos en las formas en que las prácticas artísticas pueden producir subjetividad, formaciones sociales, formas de vida y valores como los de las sociedades en red. Algunas de nuestras lineas de investigación radican por tanto en entender cómo la producción cultural como práctica crítica produce efectos de pensamiento, conocimiento, sociedad, en definitiva, cultura, y entendemos por tanto que tanto la práctica como sus efectos, nos constituyen como seres complejos y actuantes de todos esos ámbitos en los que como tal nos reconocemos y nos abordamos.


Las formas en las que el arte afecta a lo que llamamos conocimiento está siendo determinado por la investigación en arte o desde el artista como académico que propicia una coherencia crítico-afectiva entre la tríada theoria praxis poiesis que es específica de esta condición tan maravillosa como paradójica del arte como objeto de investigación cientÍica. La trama de esas tres dimensiones aristotélicas y el vicio del tejido hacia un lado o hacia otro, ha sido uno de los factores determinantes a la hora de diferenciar diferentes enfoques del conocimiento (a menudo siendo lo "creativo" de las humanidades más teórico que poiético y lo "tecnológico" de la ciencia más práctico que teórico).

Ahora que estamos hablando de figuras que en si mismas son múltiples, que no sólo son artistas-poetas, ni sólo investigadores teórico-prácticos, sino todo a la vez, el escenario se nos antoja como el ideal para poner a prueba la calidad de los híbridos gnoseológicos que producen esos turistas de la memoria, amateurs filosóficos, o lo que coloquialmente llamamos "culos inquietos".


Y como “para que la investigación sea investigación, dice Sarat Maharaj, debe ser debatida en un dominio público”, en nuestro caso, claro está, la Universidad.


LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN:- Modos de experiencia y formas de conocimiento en la sociedad-red / Entramados teórico-prácticos en el arte contemporáneo Prácticas artísticas e investigación en la universidad / Estatuto de la imagen y producción de saber / Producción inmaterial, formas de vida y creación de valor / Pensamiento, mediación y recepción en el arte contemporáneo / Práctica artística y producción cultural


PUNTO 0

Volver1_Grupo.html